logo she

14-02-2014

VOLVER A NOTICIAS

Listado de Noticias y Promociones

Curiosidades del francés

Cuando escuchamos hablar de Francia o de su idioma, las primeras imágenes que se nos vienen a la mente están relacionadas con clásicos como las baguette, la popular torre Eiffel, o la apetitosa tortilla francesa.

Está claro que no hace falta saber demasiado sobre el país galo para conocer algunos de sus rincones más famosos o algunas de sus costumbres gastronómicas.

En cuanto a su idioma, el francés gusta y mucho. Eso es lo que se desprende de los numerosos estudios que colocan a este idioma como la tercera lengua favorita para aprender, después eso sí del inglés y el español.

Hoy  queremos rendirle un pequeño homenaje al país vecino con un post dedicado a conocer 5 curiosidades que se escoden bajo esta lengua.

 

El idioma oficial de Inglaterra

¿Sorprendid@? Pues sí, el francés fue el idioma oficial de Inglaterra en 1066 hasta finales del siglo XIV. Casi 300 años de presencia que dejaron una fuerte huella en el inglés. Muestra de ello son palabras como ‘déjà vu’, ‘garage’, ‘résumé’ o ‘soufflé.

 

Y de los Zares…

Hasta que Nicolás I no dijo lo contrario, el francés era el idioma predominante dentro de la aristocracia rusa ¿Interesante no?

 

Presente en los 5 continentes

El francés tiene más de 200 millones de hablantes y es el idioma oficial en 33 países, siendo la única lengua junto con el inglés que se practica en los cinco contenientes y que puede aprenderse en todos los países del planeta.

¿Qué dónde se habla además de en Francia? Pues la lista es extensa, se habla francés en Camerún, Senegal, Luxemburgo, Bélgica, Suiza, Andorra, Monaco  Costa de marfil, Canadá, Túnez o Seychelles…. Y así hasta llegar a los 33 países en los que es lengua oficial.

 

De jambon a jamón

El francés también ha dejado una huella muy importante en nuestro idioma, y es que el castellano cuenta con varias palabras de origen francés como chalet, tour, hotel y aunque parezca mentira, la palabra jamón también es de origen francés. Jamón proviene de jambon, que deriva a su vez de jambe (que significaba pierna).

 

Un idioma con gran acogida

Está muy valorado en el sector automovilístico, el textil, el gastronómico así como en los organismos internacionales.

 

El idioma de los cinco acentos

Aprenderlo no es fácil… y es que si alguna vez has estudiado francés sabrás que utiliza cinco diacríticos: acento agudo, circunflejo, grave, cedilla y diéresis.

 

Y para dificultad… ¡la de sus trabalenguas!

 

¿Te atreves? Pues ahí va:

“Si six scies scient six cyprès, six cent six scies scient six cent six cyprès”

 

Al igual que ocurre con todos los idiomas, la lista de curiosidades del francés es muy extensa, pero seguro que esta pequeña selección de anécdotas ya te ha servido para saber al menos un poquito más sobre la lengua gala. 

¡Ven a merendar con nosotros en nuestra Jornada USA!

¡Ven a merendar con nosotros y consigue un lote de productos americanos! En SHE Herencia vamos a organizar una jornada muy especial para que no pierdas detalle de los mejores programas para estudiar inglés en EE.UU

Acércate a nuestras oficinas de Madrid el jueves 23 a las 18.30 y os invitaremos a una merienda en la que no faltará el típico Cake estadounidense. ¡Y lo mejor, llévate gratis un lote de productos americanos al contratar alguno de estos programas!

Haremos un repaso por cada uno de ellos para que despejes todas tus dudas y conozcas la riqueza formativa y cultural que te ofrecemos en cada uno de ellos. 

Las famosas montañas Rocosas cruzan el estado de Colorado de norte a sur. La ciudad de Denver está en la base de las montañas, rodeada de grandes extensiones de bosques, parques naturales y montañas. 

En una localidad cercana a la ciudad, los estudiantes convivirán con sus familias anfitrionas compartiendo su vida cotidiana, y cada semana realizarán una actividad y una excursión de día completo. 

Disfrutar de la Costa Este de los EE.UU. nunca fue tan fácil. Con este programa los estudiantes estarán en permanente contacto con otros participantes de Nueva Jersey, Nueva York o Pensilvania, lo que les garantizará una inmersión muy rica culturamente. Los dos últimos días del programa se pasan en Nueva York, visitando los lugares más representativos de la popular ciudad. 

El estado de Oregón es famoso por la belleza de sus áreas naturales y la forma de vida sana y deportista que llevan a cabo sus habitantes. Quienes participen en este programa tendrán la oportunidad de conocerlo de cerca mientras disfrutan de numerosas excursiones, actividades y deportes de aventura.

Conocida popularmente como "La ciudad del viento", es la tercera ciudad más grande del país después de Nueva York y Los Ángeles. Es conocida por su arquitectura, de diferentes épocas y estilos, así como por sus zonas verdes y su alto nivel de calidad de vida.

Si quieres que este verano sea un verano inolvidable ¡No puedes faltar a esta cita. Disfruta de esta jornada made in USA que te hemos preparado e infórmate con nosotros sin ningún tipo de compromiso.

Esperamos la confirmación de tu asistencia en el correo electrónico shegroup@she.es o en el teléfono 914 360 017

Y recuerda... ¡La mejor forma de aprender un idioma es vivirlo!

Next Stop... ¡Chicago!

Hoy cogemos las maletas y nos vamos nada más y nada menos que a … ¡Chicago!. Ponte cómodo y déjate llevar por los encantos de esta bonita ciudad, esa que vivió una auténtica revolución deportiva gracias a figuras como la de Michael Jordan.

 

Tocando el cielo

El Chicago de los Chicago Bulls es mucha ciudad… conocida por ser La ciudad del viento también llegó a ser popular como La ciudad de los rascacielos. De hecho algunos de sus edificios han sido considerados en algún momento de la historia los más altos del mundo.

Entre ellos destaca la popular Willis Tower. Sus 442 metros la convirtieron durante una época en el edificio más alto del mundo, aunque en la actualidad ostenta el tercer puesto, después de la Torre CN (Canadá) y el One World Trade Center (en Nueva York).

Precisamente en el piso 103 de esta torre nos encontramos con el Skydeck, un mirador en el que se puede disfrutar de lo lindo de las impresionantes vistas de Chicago. El mirador también ofrece a los más intrépidos la posibilidad de asomarse a unos balcones de vidrio en los que poder divisar la ciudad con la sensación de que no hay nada bajo los pies ¿Te lo imaginas?

 

El poder del verde

Quienes hayan visitado Chicago conocerán la importancia que tienen los parques en esta ciudad. El más importante de todos ellos es el Grant Park, con una historia que se remonta al siglo XIX y con una superficie de más de 1 kilómetro cuadrado. Un paseo por el Grant Park nos permite reencontrarnos con importantes puntos de interés de la ciudad como son el Millennium Park, el Buckingham Fountain y el Art Institute of Chicago

Una riqueza arquitectónica que le ha valido numerosos premios, puesto que el parque ha sabido hacer honor a la tradición de Chicago de ser la ciudad que más ha aportado al desarrollo de la arquitectura y el paisaje urbano moderno. Al mismo tiempo que ha sabido convertirse en uno de los lugares preferidos por los habitantes de la ciudad y por los visitantes, para pasear y pasar el tiempo libre.

 

Tradición Nobel

La Universidad de Chicago es una de las más reconocidas y prestigiosas del mundo, y una buena muestra de ello es que lidere el ranking de universidades que acumulan más Premios Nobel en todo el mundo. Esta universidad ostenta, nada más y nada menos, que 87 premios nobel. Entre los galardonados nos encontramos con Milton Friedman, Theodore Schultz, Merton H. Miller o Ronald Coase.

 

La ruta 66

Hay pocas rutas tan populares como ésta. La ruta 66 se estableció el 11 de noviembre de 1926, aunque no se señalizaría hasta el año siguiente. Originalmente la ruta discurría desde Chicago(Illinois), a través de Misouri, Kansas, Oklahoma, Texas, Nuevo México, Arizona y California, hasta finalizar en Los Ángeles con un recorrido total de 2.448 millas3.   El tiempo la convirtió en un gran escenario de película, títulos como Easy Rider o Thelma Louise han hecho de su asfalto el mejor aliado para contar estas historias.

 

La ciudad del viento

Al principio de este Post os lo recordábamos, Chicago es conocida ante todo como La ciudad del viento (Windy City), y la razón no es otra que su típico clima ventoso. El tiempo de Chicago tiene personalidad propia.

El verano es muy húmedo, y la temperatura fluctúa entre los 26 y los 30 grados centígrados. Sin embargo, es muy habitual que por las noches esta temperatura descienda a los 10 grados. Julio y agosto son los meses más húmedos del año, y gran parte de los casi 1.000 mm de lluvia anual que caen de promedio en la ciudad, caen en este período. Por su parte, el invierno se caracteriza por las grandes nevadas.

 

La fuente con sello español

Pocos saben que uno de los principales puntos arquitectónicos de la ciudad es del catalán Jaume Plensa. Hablamos de la Fuente Crown, famosa por la aparición en sus pantallas gigantes de retratos de personas que parecen expulsar agua por la boca. Éstas son imágenes aleatorias que se recogen de una base de datos con casi mil ciudadanos de Chicago, ¿Curioso, no?.

 

Si no te quieres perder una oportunidad única para conocer La ciudad del viento y pasártelo en grande este verano, siempre puedes apuntarte a nuestro curso de Inmersión en Chicago. Tres semanas en familia que te permitirán sumergirte de lleno en la cultura americana y en el día a día de tus anfitriones. 

Consejos para aprender un nuevo idioma

Aprender un idioma no es una tarea sencilla, y lejos de ponérnoslo fácil, el tiempo hace que a medida que nos hacemos mayores nos cueste cada vez más asimilar nuevas palabras y reglas ortográficas.

Nosotros sabemos lo mucho que te interesa aprender un nuevo idioma así que vamos a sumar a tus energías unos valiosos consejos. ¡Empezamos!

 

1. Tienes que saber por qué quieres aprender el idioma y para qué

Es muy importante tener claro nuestra meta a la hora de aprender un idioma diferente al nuestro. Si tu motivación es aprender una lengua nueva simplemente para rellenar currículum, a los pocos meses acabarás dejándolo. Es importante que tu propósito sea más fuerte que eso, por ejemplo, una estancia en el extranjero. Hacer las maletas para irnos al menos una temporada fuera nos obligará a cambiar de lengua y a recurrir a ella día sí y día también.

 

2. Practica una inmersión total con el idioma

Siempre se ha dicho que hasta que no sueñas en otro idioma no lo dominas totalmente. Pero al margen de la lengua en la que hablemos con Morfeo, lo que está claro es que para conseguir una mayor fluidez podemos recurrir a todo aquello que esté de nuestra mano: leer libros en esa lengua, pararnos a escuchar el idioma en la calle, hacer amigos nativos con los que poder pasarlo bien y aprender al mismo tiempo…

 

3. Búscate un compañero de aprendizaje

Practicar el idioma con alguien de confianza nos ayuda a cargar el proceso de aprendizaje con las dosis necesarias de motivación y competitividad. Es muy importante que esa persona tenga las mismas ganas de aprender que tú, así como un nivel del idioma semejante al tuyo.

 

4. Haz del idioma una necesidad

Como ya hemos estado diciendo, es muy importante hacer que el idioma que estemos aprendiendo nos resulte útil y lo podamos poner en práctica con frecuencia.  Por ejemplo, si aprendes el presente y el futuro de los verbos, ponlo en práctica escribiendo una carta o contándole una historia que te ha pasado a un amigo.

 

5. Diviértete aprendiendo

Estamos mal acostumbrados a las aburridas clases en el colegio donde nos enseñaban a la “fuerza”, pero con el tiempo nos damos cuenta de que aprender es todo lo contrario. Descubrir palabras nuevas, poder comunicarte con personas que antes no podías,  supone un reto personal muy enriquecedor y gratificante.

La forma más divertida para aprender es viendo películas en versión original, escuchar música, leer, o ver la televisión.  

 

6. Actúa como un niño

Los niños están todo el día preguntando e interesándose por todo lo que le rodea. Ese es nuestro objetivo, aprender, practicar y si no lo hacemos bien… ¡No pasa nada!, recuerda que estamos aprendiendo. Como dice la popular frase “De los errores se aprende”, además, seguro que en más de una confusión también te servirá para reírte y pasar  un buen rato.

 

7. Asume el error

Es importante no tener miedo ni presión a cometer errores o a pronunciar mal. Estamos aprendiendo, a nosotros mismos nos hace gracia la pronunciación de los ingleses cuando hablan español, pues nosotros estamos en la misma situación. Hay que aceptar que no es nuestro idioma, pero poco a poco conseguiremos perfeccionarlo.

 

8. Afina tu oído

Como en la música para identificar una nota, en el idioma es igual, tenemos que aprender a escuchar e identificar las palabras. Al principio parece que nos hablan demasiado deprisa pero realmente tienen una fluidez semejante a la tuya en tu idioma.

 

¿Qué te han parecido estos consejos? Síguenos en Facebook, Twitter o Google+ y danos tu opinión!